FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditTechnoratiLinkedinRSS Feed
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme

El Aftercare
(1 viendo) (1) Invitado
Quieres hablar de algo relacionado con el BDSM? Pues aquí puedes hacerlo con total libertad, déjanos saber que te gusta, que te preocupa, que te ilusiona o incluso que te molesta!
  • Página:
  • 1

TEMA: El Aftercare

El Aftercare hace 7 años #2416

  • afar59
  • DESCONECTADO
  • Forero Senior
  • Temas: 42
  • Karma: 8
El Aftercare es el último acto en una sesión de BDSM. Es la culminación, unir todos los cabos sueltos, los retoques finales, la comunión final entre los que han compartido el ritual del BDSM, la fase en la que los participantes (por lo general los Dominantes) formalmente tornan el contexto de la escena hacia la realidad cotidiana. El objetivo de esta técnica es la transición de ambos participantes desde el estado elevado creado en la escena hasta la vuelta a la normalidad, volviendo a asumir el control y la conciencia necesarios para volver a casa una vez la escena ha terminado. Sin embargo, como muchos buenos participantes de BDSM podrán decir, es mucho más que todo esto. Es el tiempo después de la acción en la que los participantes coinciden en haber creado y compartido algo especial. Es cuando el afecto y la cercanía se ofrecen y se solicitan. Es, al menos, el adecuado momento para expresar gratitud a la persona que ha compartido ese pequeño instante de su vida contigo. puede, y frecuentemente lo es, la parte más bonita de una escena, y es parte de la escena. Saltarse esta parte es tan grosero como cenar en casa de un amigo y marcharte sin decir nada después de haber comido en su mesa.
El Aftercare también permite una cierta recuperación si las cosas no van tan bien como cabría esperarse. En un momento de interrupción de la escena un sensible e inteligente Aftercare es todo lo que se interpone entre tí y una mala reputación. El Aftercare es especialmente importante en:
-Escenas exigentes e intensas
-Escenas que implican la incorporación de nuevas personas o nuevas técnicas
-Escenas que implican castigos, humillaciones o intimidaciones .
-Escenas que acaban en llantos, gritos, orgasmos o liberación incontrolada de emotividad.
-Escenas que se han interrumpido por un accidente, lesiones, desmayos, o por un indecoroso capricho de los dioses.
-Escenas que han ido mal por la ira, el enfado, o que terminan en una palabra de seguridad (imprescindible tanto para los Dominantes como para las personas sumisas)

El subidón emocional a raíz de los fuegos artificiales del BDSM no se diferencia del colocón post coital tras el sexo, y todo lo dicho y hecho se manifiesta cinco veces más fuerte de lo normal. En un instante puedes arruinar la escena mejor planificada con ternura y respeto. Y de la misma manera que un perfectamente ejecutado golpe de látigo puede ser calamitosamente equivocado si es seguido de una palabra de seguridad, una maravillosa escena puede romperse en pedazos por un inexperto, arrogante o displicente comportamiento cuando la parte de la acción ha finalizado. Un mal Aftercare (categoría que incluye la falta de aftercare) provoca un daño inmesurable. Puede dejar a tu compañer@ de juegos asquead@, insatisfech@ e incluso con la sensación de abuso, arruinando una gran escena, o dañando la confianza y afección que depositaron en ti si terminan por verte como un arrogante, novato, o despreocupado en esos momentos de máxima ternura y exposición.
El mecanismo físico del Aftercare
Para que los pistones se detengan, para que la respiración vuelva a la normalidad, para que tu y tu compañer@ de juegos os preparéis para volver desde el nivel al que os hayáis transportado jugando, hay una serie de actividades mecánicas que deben ocurrir:

-Desatar de un bondage o ligaduras a la otra persona, o quitándole una venda de los ojos.
-Tratar cualquier herida que requiera primeros auxilios. Limpiando y aplicando un vendaje si es necesario.
-Una visita al cuarto de baño podría ser adecuada.
-Si tu compañer@ de juegos puede sentarse es preferible. Realizar estiramientos en las articulaciones es recomendable.
-Sostener, hablar, estar juntos, permitir que el ritmo cardíaco y la respiración vuelva a la normalidad.
-Comida y bebida (el agua siempre es buena, o zumo de frutas en pequeñas cantidades).
-Marcar una transición en los roles en la escena para mantener un comportamiento de igualdad como amigos compasivos (a menos que sea importante para uno, o ambos, permanecer en el rol).
-Permitir a la persona sumisa vestirse (si no lo estaba).
-Responder a cualquier fisica o emocional necesidad que la persona sumisa pueda tener (hablando sobre la escena, lágrimas, etc).
-Recoger el equipamiento en el área de juegos de la escena.

Todo esto puede ser ritualizado y llevado a cabo con ternura y reverencia para mantener el ambiente de la sesión incluso cuando la escena está siendo desmontada.
La Dimensión espiritual
Más importante incluso que la condición física de los participantes es su estado emocional. Y, a diferencia del listado anteriormente descrito, este proceso es exploratorio, y siempre distinto. Ofrece tiempo a la otra persona para estar con ella después de una escena. Para una escena de una hora es razonable estar veinte minutos con la otra persona, pero quizá se necesite más, o menos. No marques un límite de tiempo para esta fase si no tienes necesidad.

Por lo general el aftercare es un buen momento para volver desde los polarizados roles del juego (Dom/sum, Am@/escla@, etc) a roles más igualitarios de mutuo respeto, cuidado y amistad. Sostenerse, abrazarse y tocarse es bueno, dependiendo de la relación que tengas con la otra persona. Dependiendo de vuestro nivel de intimidad, y del tiempo disponible, siempre es buena idea un baño/ducha juntos, compartir un refrigerio, el sexo, charlar, leer en voz alta o un masaje. Algunas personas prefieren tocar la cara, pero no olvides que lo que funciona en unos no funciona en todo el mundo. Lo que puede resultar afectivo y dulce para algunas personas puede parecer tonto y excesivo para otras. Para algunos Dominantes resulta demasiado "blando" abrazar a la persona sumisa, pero al menos deberían permanecer presentes (teniendo al/la sumis@ sentado cerca, a los pies, compartiendo una bebida, tocándoles el pelo, etc). Besos en la frente, abrazos, tocar las manos... todo sirve.

Hablar es importante, y una afirmación debería ser tu principal objetivo. Expresar satisfacción (o al menos gratitud) después de una escena física es vital. Dile a tu pareja de juegos cómo de agradable fue para tí lo ocurrido. Frases como: "Realmente me excitó... Me encantan tus expresiones de placer/dolor... Te ves tan grande en la cruz... Tus ojos son increíbles cuando estás atad@ ... yo espero no ir demasiado lejos... Me encantaría hacerlo de nuevo alguna vez...". Pregunta acerca de los aspectos que en la escena parecían ir fuera de ritmo para ayudarte a perfeccionar tus propias habilidades: "¿Cómo fue? ¿Te gustó eso? ¿Te dolió demasiado? ¿Estaban las cuerdas demasiado apretadas? ¿Cuál fue la mejor parte? ¿Cuál fue la peor parte? ¿Te asusté?, ¿Fue un miedo positivo? ¿Has tenido suficiente? ¿Te gustaría pedir más?"

Dicho esto quiero reiterar que nunca hay un Aftercare estándar, ni siquiera similar al anteriormente descrito. Hasta que no hagas un enfoque sólido con una persona en concreto no podrás intuir lo que necesite tras la parte física de la escena. Algunas personas necesitan un montón de charla y afectividad, mientras que para otras es suficiente con un "buena chica" y un cachete en una nalga. Quizá la persona sumisa desea ser reconducida al mundo cotidiano con una única palabra, dándole tareas o aislándose del mundo. En las relaciones de D/s el concepto de transición fuera de las escenas quizá no tenga un especial significado si la energía D/s penetra en todos los aspectos de vuestra vida en común. El Aftercare no debería ser minimizado o convertido en un monótono ejercicio incluso entre participantes asiduos. El fondo de la cuestión es que no importa cómo lo hagas, el pensamiento y la acción deben aplicarse a la conexión de la escena que acaba de terminar con la vida diaria, para asimilarlo como algo positivo y válido, como una buena cosa.
Recomendaciones
-Aprende qué te gusta y qué necesitas respecto al Aftercare. Pon especial énfasis en las necesidades de las personas que jueguen contigo.
-Incluye charlas sobre Aftercare en la negociación de tu escena con alguien: qué te gusta, qué necesitas, cuánto.
-Concede tiempo para estar con la persona con la que hayas jugado. De 15 a 20 minutos es un lapsus de tiempo recomendable, sin limitaciones.
-Prepárate para moverte desde una posición polarizada de juego (Dom/sum, Am@/esclav@, etc) a un más igualitario rol de mutua amistad, cuidado y respeto.
-Toca, sostén, acuna, habla, báñate con la otra persona, duerme, come.
-Expresa satisfacción (o al menos gratitud) después de una escena.
-Ofrece agua para beber, o zumo de frutas.
-Maneja con cuidado una escena interrumpida, y soluciona los imprevistos que hayan surgido.
-Personas sumisas, recordad: sois parte vital en el Aftercare para la persona Dominante.
-Para evitar las depresiones del día después es importante mantener el contacto. Una llamada de teléfono, un email, una nota personal, o una visita siempre es una buena idea para demostrar gratitud y amistad. Te hará ver que eres maduro y responsable.
-Pregunta a tu compañer@ de juego sobre el transcurso de la escena compartida.
-Realiza afirmaciones sinceras. No mientas. Expresa tu genuino agradecimiento por el tiempo compartido, aunque no haya sido algo extraordinario para tí.
-Intenta averiguar cuales son los sentimientos de la otra persona.
-Ten dispuesta una bolsa con lo que pueda ayudarte para realizar el Aftercare: un libro para leer en voz alta, un aceite para masajes, una bebida, un peluche, algo para comer, etc
-Y finalmente: SIEMPRE estate preparado para cambiar las maneras de aproximarte a la otra persona si observas que no funciona en el primer abordaje.
Los siguientes usuarios han agradecido: beltor, jade, Cositta, moldeame

Re: El Aftercare hace 7 años #2418

  • beltor
  • DESCONECTADO
  • Forero Experto
  • Temas: 89
  • Karma: 3
Perfecta descripción, con sumo detalle de lo qué es el aftercare afar59. Gracias por compartirlo

Re: El Aftercare hace 6 años, 11 meses #2530

  • esy
  • DESCONECTADO
  • Nuevo Forero
  • Temas: 14
  • Karma: 1
jk-blog.com.ar/aftercare
Hola afar59.Me gustaría preguntarte si tu aportación ha sido copiada del enlace que indico .
No pretendo crear polémica y mucho menos siendo una recién llegada.
Lo que ocurre es que en otras paginas y foros,cuando se copia una aportación ,se suele indicar la fuente de la que procede.
Un cordial saludo
Los siguientes usuarios han agradecido: afar59

Re: El Aftercare hace 6 años, 11 meses #2532

  • osimus
esy escribió:

...cuando se copia una aportación ,se suele indicar la fuente de la que procede.


Amén

(Ya sabéis mi opinion sobre esto)

Re: El Aftercare hace 6 años, 3 meses #3612

  • diegovord
  • DESCONECTADO
  • Nuevo Forero
  • Temas: 11
  • Karma: 0
BRAVO! por el post.

Re: El Aftercare hace 5 meses, 1 semana #16414

  • unicornio
  • DESCONECTADO
  • Nuevo Forero
  • Temas: 15
  • Karma: 2
Copio un artículo sobre el Aftercare en las relaciones vainilla, por una vez marcamos la pauta desde "este lado" al "otro". Lo que no hace más que reafirmar mi idea de que ambas son iguales en lo básico, en el andamiaje, al fin y al cabo se trata de relaciones personales afectivas.

'Aftercare', el cuidado posterior propio de las disciplinas conocidas como BDSM, y la complicidad que la sexología recomienda para el sado masoquismo a lo '50 sombras de Grey', pueden enriquecer las relaciones y hacerlas mucho más placenteras.

Puede consistir en besarse un rato o apenas unos segundos. En función de la hora, habrá a quien le apetezca picar algo, seguirá habiendo quienes charlen y se fumen un cigarro, e incluso los que pongan música y se echen un bailecito. O parejas que se pregunten cómo están, escuchen, respondan y decidan dormir.

El cuidado posterior en una relación sexual puede ser tan amplio como personas hay en el mundo. En inglés, el término es aftercare y proviene del universo de las relaciones que se estructuran alrededor de la dominación y la sumisión, o bien BDSM, término ya conocido tras la revolución de Las 50 sombras de Grey y que, por si hubiera algún advenedizo, significa bondage, disciplina, dominación, sumisión y sadomasoquismo. Quienes disfrutan de lo que recorre el cuerpo cuando uno está a merced de otro, o al contrario, acostumbran no sólo a cuidarse con esmero intencionado sino también a preguntarse, a priori, qué cosas sí y qué cosas no.

También negocian una palabra que llaman «de seguridad» que sirve para, en un momento dado, frenar, decir esto no o ya basta, por favor. Puede ser «melocotón», decir «melocotón» y que todo se termine, baje la adrenalina y uno pueda expresar por qué o qué siente exactamente. Estas tres formas de asertividad ejercen, según la sexología, un poderoso mecanismo de equilibrio emocional, de bienestar inmediato, de salud, al fin y al cabo. Por eso, animan a incluirlas en toda forma de encuentro sexual, extrapolarlas del mundo BDSM y llevarlas al sexo tradicional o lo que los disfrutones del sado llaman sexo vainilla. ¿Cómo trasladar al universo vainilla, entonces, estos elementos del sexo presuntamente más duro?

'IRSE RÁPIDO' NO ESTÁ BIEN
En el Centro Borobil, en Bilbao, las sexólogas Estela y Lola lo tienen claro: «Irse rápidamente, no despedirse o bien actuar distante no son formas de cuidarnos tras un encuentro sexual. Debemos intentar invertir tiempo en el después. Ya sea con una ducha conjunta, charlando, acariciándonos o incluso durmiendo. Lo que los dos decidamos estará bien. Si realmente no tenemos tiempo para estar juntos tras el acto, es interesante mandarse un mensaje o llamar por teléfono». Y destacan de esta traslación del BDSM al sexo tradicional que, quienes practican el segundo «suelen dar mucha importancia a lo que sucede antes y durante un encuentro sexual. Sin embargo, cómo actuamos una vez hemos terminado, nos ayudará a sentirnos más próximos a la persona (o personas) con la que hemos compartido un momento de vulnerabilidad e intimidad».

Por eso la sexóloga Isabella Magdala, autora del volumen Tu vagina habla (editorial Urano), resume la cuestión con estas palabras: «Desde ahora, el cuidado no son sólo los preliminares, es el antes, el durante y el después». E introduce así otro término anglo, selfcare -cuidado personal-, íntimamente relacionado con el aftercare que se está analizando. Cuidarse uno es cuidar al otro y la mejor manera de poder cuidarse juntos y que sirva para algo.

NADA DE SEPARACIONES BRUSCAS
Habla Magdala de «mujeres que culminan la relación sexual con sensación de vacío» porque tras el orgasmo «ha habido una separación brusca». «En lugar de reforzar la unión con la otra persona a veces se refuerza la separación», señala, «y la mejor manera de solucionar esto es el autocuidado».

«Nos enseñan a cuidar y no a cuidarnos, a complacer y no a complacernos», prosigue la sexóloga Martina González Veiga. «Esto tiene su traslación en el ámbito sexual, y está muy interiorizado en las mujeres pensar más en las necesidades de los demás que en las propias». Al mismo tiempo, dice esta profesional, y aunque suene paradójico, se insta a «cuidar de que no te hagan daño, que no abusen de ti, que no haya un embarazo, ni una enfermedad, y ojo que la primera vez puede doler». «Una relación complicada con los cuerpos» que lleva a situaciones como que «el propio cuerpo, que lleva la cuenta, diga hasta aquí», explica González Veiga. En ese «hasta aquí», prosigue Magdala, «no hay equilibrio mientras se crea dependencia. Hay una fina línea entre el placer y la adicción, mientras que sea consentido no habrá problema pero si alguno deja de cuidar, hará cosas que no quiera, se conformará con menos de lo que merece, se podrá enganchar».
Los siguientes usuarios han agradecido: Dubri

Re: El Aftercare hace 5 meses #16415

  • Dubri
  • DESCONECTADO
  • Moderador
  • Temas: 705
  • Karma: 40
Gracias por rescatar el tema. Es algo muy a tener en cuenta y que, por desgracia, no se practica tanto como se debería. A veces parece que una vez terminado, ya no hace falta más.
No nos olvidemos de que forma parte importante del proceso.
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.41 segundos
   
© GaliciaBDSM